OLOR A NOSTALGIA

29 de Octubre de 2011

Estoy haciendo sopa de marisco. La cocina huele a Nochevieja, a nostalgia, a familia. Los cristales de la cocina están a la altura de los fogones. Como no hay campana extractora se han empañado y el sentimiento se hace más palpable. Por un rato he revivido una de esas noches. En mi casa cocinaban mis padres.  Ese día se levantaban tempranísimo para empezar a hacer esta sopa y todos los preparativos de la cena. Era el único día del año en que se comía la famosa sopa de marisco porque se hacía la auténtica: con pescado y marisco fresco; esa noche no había congelados. Recuerdo que tardaban mucho tiempo en hacerla y en la casa quedaba un olor riquísimo durante todo el día. Se me hacía eterno esperar hasta la noche para comerla. Era el plato estrella.

Nunca olvidaré esas noches. Tan ricas, tan viejas…

Anuncios
Published in: on 29 octubre 2011 at 21:02  Comments (2)  

POR ÁLVARO

19 de Octubre de 2011

Hoy quiero hablar de algo muy serio: la efermedad degenerativa.

Y es porque conozco a dos angelitos de una misma familia que la padecen. De tres hermanos la tienen dos. Uno de ellos se llama Álvaro, y está ingresado de nuevo desde hace semanas y teniendo muchos altibajos y crisis. Es el sobrino de unos muy buenos amigos: Carlos y Susana.

No sé el nombre de esta enfermedad, pero da igual cual sea si es tan agresiva que deja a un peque en silla de ruedas y de mala manera cuando apenas ha empezado a vivir. Cuando está empezando a descubrir lo que es la vida…de repente llega este duro golpe y se planta en su camino para impedírselo todo, para arrancarle la ilusión, la sonrisa, la diversión, la felicidad, los sueños,  la inocencia, el futuro.

No puedo investigar sobre esta enfermedad en concreto porque aún no sé el nombre y no me atrevo a preguntar en estas circunstancias. Pero sí pienso que cuando lo sepa y si la familia lo necesita voy a ser capaz de abrir una plataforma y pedir dinero para los gastos que necesiten los padres. Pues todos sabemos que una enfemedad de las mal llamadas “raras”, conllevan unos gastos astronómicos que una familia normal no puede costearse.  Aún más cuando hay dos afectados en la misma familia. Pero antes de hacer nada quiero enterarme bien de todo.

Y digo bien: “mal llamadas” raras, porque es bien sabido que de raras no tienen nada. Sino que, a esta clase de enfermedades les llaman “raras” solo porque hay relativamente pocos casos, y al “sistema” farmaceútico y a todas sus vertientes no les compensa hacer un estudio por la inversión que supone hacerlo. Y a los laboratorios, tan altruistas ellos siempre, les compensa mucho menos sacar al mercado medicamentos que van a ser consumidos por tan pocas personas.

ÁLVARO, enanito mío, aunque no sepas quién te escribe, desde aquí te animo a seguir adelante, a luchar, a no perder la sonrisa, a que tengas más ganas de vivir que nunca, a que te superes a tí mismo y a la enfermedad. Y animo a tus padres, hermanos, tíos, amigos tuyos y de tus padres. Animo a todo el pueblo del Viso del Alcor, a toda Sevilla, a España, y por qué no, a todo el mundo. A toda la gente que no te conoce y a toda la familia que está pendiente y esperando a que salgas del hospital, les animo a todos a que sean fuertes, a que no pierdan la esperanza y a que te den mucha fuerza y mucho ánimo, pequeñajo.

¡¡VUELVE PRONTO A CASA, ÁLVARO!!

¡¡ TE ESPERAMOS!!

Published in: on 19 octubre 2011 at 12:58  Dejar un comentario  

¡¡A JUGAAAAAAAR!!

13 de Octubre de 2011

Por fin se han seleccionado las dos tripletas y estoy incluída, así que este sábado juego.Voy a dar lo mejor de mi…y que sea lo que tenga que ser.

El día 21 llevo todos los resultados de las taitantas pruebas a la gine y por fin me dará la fecha de la operación, que ya se me está haciendo eterna y plomiza. En ninguna de las tres anteriores se me ha hecho tan larga la espera. No sé si es porque ésta vez me siento peor, o porque estoy más cansada que de costumbre y lo achaco al montón de mierda que tengo adentro, o es que simplemente me lo quiero quitar ya de encima. En todo caso me muero de la impaciencia.

Hoy he tenido una buena noticia: voy a conseguir las camisetas tan esperadas. Ya las daba por perdidas porque la gente no suelta prenda, pero al final, sí me voy a comer un rosco. Menos mal que voy a conseguir algo porque por mucho que lloriqueo no suelo tener suerte.

Me voy a tomar la pasti y a dormir que son casi las doce. Y mañana…otro gallo cantará.

 

 

Published in: on 13 octubre 2011 at 22:53  Dejar un comentario  

ENTRE BOLAS ANDA EL JUEGO

03 de Octubre de 2011

El miércoles la última prueba: la histeroscopia. De nuevo quistes, miomas, analíticas, resonancias, idas y venidas, consultas y su puta madre. Estoy hasta los huevos de éste, mi sistema NO reproductor, que además de no servir para nada, no me da más que problemas.  Próxima operación en breve. 4 ó 5 días en el hospital, aburrida como una puta ostra, enfadada y encabronada por no poder estar en casita antendiendo a mis amores, que aunque quedan en buenas manos no quiero separarme de ellos ni un solo día.

Hoy no tenía ganas de entrenar y me he quedado en casa. Tengo un reglón como un mulo y no tengo el cuerpo ni para la petanca ni para juego ninguno. Así que acabo de hacer una hermosa tortilla de patatas con cebolla, pimiento verde y un poquito de ajo para cenar, y ahora pienso dedicar el resto de la tarde exclusivamente a mí. Con esto de entrenar todas las tardes de lunes a viernes ya no tengo tiempo de ocio. Por las mañanas los marujeos de siempre: casa, ropa, comida, animales, parcela, difusiones y lo que se presente cada día, y por las tardes petanca hasta la hora de la cena. Cuando pase el campeonato del día 15 iré tres veces por semana, que creo que ya es suficiente. Si no lo hago me cansaré y pronto lo mandaré a la mierda, como he hecho con todo lo que me ha hartado.

De todas formas me parece que tanto entrenar y entrenar no servirá para nada. Es casi seguro que no jugaré porque la operación está al caer. Y si no es por eso, será porque esta vez no me seleccionarán para ninguna de las dos tripletas, me lo estoy oliendo. Cuando se juega en el pueblo propio se empeñan en ganar más que cuando se juega afuera.

Aún no he conseguido las camisetas, no me como un rosco. Me dicen que es caro y que las van a mirar “en otra parte” o “en un almacén” para ver si sale más barato. Nadie nos quiere patrocinar porque en este pueblo solo importan el puto fútbol, el famoso telojurodeverdadosea paddel y el atletismo. Y a nostros que nos den mucho por el culo. Y por si fuera poco, somos cuatro gatos: nueve socios en total. De risa. Seguro que si fuéramos un montón de socios otro gallo cantaría, mientras tanto solo somos un juego de viejos al que nadie quiere promocionar. Así nunca podremos llegar a más y seguiremos siendo la misma mierda en el mismo pueblo.

Published in: on 3 octubre 2011 at 19:09  Comments (2)