POR ÁLVARO

19 de Octubre de 2011

Hoy quiero hablar de algo muy serio: la efermedad degenerativa.

Y es porque conozco a dos angelitos de una misma familia que la padecen. De tres hermanos la tienen dos. Uno de ellos se llama Álvaro, y está ingresado de nuevo desde hace semanas y teniendo muchos altibajos y crisis. Es el sobrino de unos muy buenos amigos: Carlos y Susana.

No sé el nombre de esta enfermedad, pero da igual cual sea si es tan agresiva que deja a un peque en silla de ruedas y de mala manera cuando apenas ha empezado a vivir. Cuando está empezando a descubrir lo que es la vida…de repente llega este duro golpe y se planta en su camino para impedírselo todo, para arrancarle la ilusión, la sonrisa, la diversión, la felicidad, los sueños,  la inocencia, el futuro.

No puedo investigar sobre esta enfermedad en concreto porque aún no sé el nombre y no me atrevo a preguntar en estas circunstancias. Pero sí pienso que cuando lo sepa y si la familia lo necesita voy a ser capaz de abrir una plataforma y pedir dinero para los gastos que necesiten los padres. Pues todos sabemos que una enfemedad de las mal llamadas “raras”, conllevan unos gastos astronómicos que una familia normal no puede costearse.  Aún más cuando hay dos afectados en la misma familia. Pero antes de hacer nada quiero enterarme bien de todo.

Y digo bien: “mal llamadas” raras, porque es bien sabido que de raras no tienen nada. Sino que, a esta clase de enfermedades les llaman “raras” solo porque hay relativamente pocos casos, y al “sistema” farmaceútico y a todas sus vertientes no les compensa hacer un estudio por la inversión que supone hacerlo. Y a los laboratorios, tan altruistas ellos siempre, les compensa mucho menos sacar al mercado medicamentos que van a ser consumidos por tan pocas personas.

ÁLVARO, enanito mío, aunque no sepas quién te escribe, desde aquí te animo a seguir adelante, a luchar, a no perder la sonrisa, a que tengas más ganas de vivir que nunca, a que te superes a tí mismo y a la enfermedad. Y animo a tus padres, hermanos, tíos, amigos tuyos y de tus padres. Animo a todo el pueblo del Viso del Alcor, a toda Sevilla, a España, y por qué no, a todo el mundo. A toda la gente que no te conoce y a toda la familia que está pendiente y esperando a que salgas del hospital, les animo a todos a que sean fuertes, a que no pierdan la esperanza y a que te den mucha fuerza y mucho ánimo, pequeñajo.

¡¡VUELVE PRONTO A CASA, ÁLVARO!!

¡¡ TE ESPERAMOS!!

Anuncios
Published in: on 19 octubre 2011 at 12:58  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://xabadin.wordpress.com/2011/10/19/por-alvaro/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: