POR TÍ, AMIGA

08 de Noviembre de 2012

Es triste que nunca te haya dedicado un post a tí, que nuestra amistad ya ha cumplido las bodas de plata. Te tengo tan arraigada en mi vida y doy tanto por hecho que siempre estarás, que nunca te he mencionado aquí en mi escondite. Pero más triste es que lo haga ahora, cuando deberías estar en el primer post después de la presentación solo por ser tú. Y me arrepiento en vano por no haberlo hecho porque ya no puedo echar el tiempo atrás.

Te ha faltado tiempo para llamarme en cuanto te han dado el resultado de la prueba y te han dicho lo que tienes. Y te he mentido, te he dicho que lo que tengo esta vez en el ovario pueden ser quistes de chocolate como siempre. Te he mentido como una perra pero la estrategia surtió efecto al instante. Fue un revulsivo y te faltó tiempo para darme ánimo y decirme: “Pues nada, tía. ¡A luchar juntas con dos cojones, como siempre!”.  Y eso es justo lo que quería oir. Solo por apoyarme en esta mentira que desconoces, sé que vas a echarle un par de cojones bien gordos a la vida. Y cuando te falten te presto los míos. Siempre lo has hecho, pero esta vez tienes miedo. Yo también lo tengo por tí.

Soy una amiga de mierda por contarte una mentira tan gorda en un momento como este, pero tanto te conozco que sabía que solo algo de tal calibre te haría levantar el coraje. Y lo he conseguido, sin embargo no hago mas que excusarme de lo mal que me siento. No sé por qué hago las cosas tan mal. Ni sé por qué tengo la mente tan desordenada de un tiempo aquí, ni por qué hago esta cosas. Pienso que no he encajado bien la noticia y he salido por peteneras. Quiero ayudarte tanto que pienso con el culo y hago las cosas fatal. Pero no me voy a venir abajo. Por tí, porque lo mereces todo. Por ser quien y cómo eres. Porque eres grande y porque nunca te voy a soltar la mano. Cuenta conmigo, amiga.

Anuncios
Published in: on 8 noviembre 2012 at 11:23  Comments (1)